Casaconsult

Los CFCs no dañan la capa de ozono.-

Para que estos compuestos actúen sobre la capa de ozono situada en la estratosfera deben, lógicamente llegar hasta allí.

Todo cuerpo sumergido en un fluido se comporta de distinta manera según las densidades relativas del mismo y del fluido, Así el cuerpo puede flotar, hundirse o tener un comportamiento indiferente. Para ello, respectivamente, tendrá que ser mas liviano, mas pesado o de igual peso al del fluido en el cual se halle.

La atmósfera terrestre es un fluido gaseoso. Está formado, aproximadamente,  por un 78% de nitrógeno (N), un 21% de oxígeno (O) y un 1% de otros gases.

El N tiene un peso atómico 28,02 y el O un peso atómico de 32.00. Esto da, sumados los otros gases, un peso atómico aproximado para el aire de 29,00.

Veamos ahora los respectivos pesos aómicos del Freón 11 (Cl3FC) y del Freón 12 (Cl2F2C).

Pesos moleculares de sus componentes:

Cloro (Cl): 35,50
Fluor (F): 19,00
Carbono (C): 12,01

Luego, para el Freón 11 tenemos: 3 . 35,50 + 19,00 + 12.01= 137,51

Para el Freón 12: 2 . 35,50 + 2. 19,00 + 12.01= 121,01

Comparados con el peso molecular del aire, 29,00, vemos que ambos son notablemente mas pesados.
No pueden "flotar" en el aire. Es decir no pueden elevarse desde el nivel en el cual los produce el hombre hasta la estratosfera.

De hecho nunca se han detectado en la estratósfera moléculas de CFCs  en cantidades tales que fueran relevantes a la hora de relacionarlos con la destrucción del ozono.

Sin embargo sí se hallaron otros gases tales como el metano (CH4), monóxido y bioxido de cloro (ClO y ClO2), compuestos a base de fluor y bromo. Todos estos sí con potencial para atacar al ozono.

Los CFCs, al ser mas densos que el aire, se comportan como el radón (PM 222) que desciende a los niveles mas bajos posibles.

Por otra parte, la radiación UV, de las longitudes de onda necesarias para disociar el Cl de los CFCs, es totalmente filtrada por la atmósfera y sólo se encuentra por sobre los 35 a 40 km de altura.


Veamos otro enfoque.

La teoría de la destrucción del ozono dice que es el Cl liberado por los CFCs el que actúa para producir dicha destrucción.
En su momento, una producción de 1.100.000 tn de CFCs daba como resultado 750.000 tn de Cloro.
Comparemos el Cl liberado por las fuentes naturales con lo producido por el hombre vía CFCs,

1 - Agua de mar 600.0
2 - Volcanes 36.0
3 - Quema de biomasa 8.4
4 - Biota oceánica 5.0
5 - Cloro en los CFCs 0.75
6 - Cloro que produciría la disociación de los CFCs 0.0075

Valores en millones de toneladas anuales.

1 - Agua de mar.-

La evaporación del agua de mar, la cual contiene grandes cantidades de sal. (ClNa - Cloruro de sodio) hace que llegue el Cl a la baja atmósfera y, de allí por efecto de los movimientos violentos causados por tormentas y actividades ciclónicas, a la estratósfera donde se encuentra el ozono.

2  - Volcanes.-

Las erupciones volcánicas inyectan grandes cantidades de cloro directamente en la alta atmósfera. La actividad constante de los volcanes aún sin entrar en francas erupciones contribuye anualmente con 36.000.000 de toneladas de Cloro.

Hubieron grandes erupciones que produjeron millones de toneladas de cloro y fluor. Sin embargo no se notaron, como sería de prever según la teoría de destrucción del ozono, aumentos notables en la radiación UV en las oportunidades en que dichas erupciones se produjeron. Tal vez porque el ozono, definitivamente, tenga muy poca influencia en el filtrado de esos rayos.

3 - Quema de biomasa.-

La quema de bosques para obtener tierras cultivables así como el uso de leña para cocina y calefacción es otra fuente de cloro atmosférico.

4 - Biota oceánica.-

Las algas y el plankton emiten cloruro de metilo.

5 - Cloro de los CFCs.-

Teóricamente sólo el 1% del Cl contenido en los CFCs se disocia anualmente, por lo tanto 0,75/100 = 0,0075 millones de toneladas, o sea 7.500 tn anuales de Cl son liberadas por los CFCs.

Resultan irrelevantes comparadas con las 64.940.000 tn generadas normalmente por causas naturales.

Pub.: oct /04